La sociedad contemporánea avanza tan rápido como la tecnología, tecnología que va dictando el ritmo de las actividades en las personas. Aplicaciones para pedir comida, aplicaciones para pedir tu súper, aplicaciones para conocer personas, aplicaciones para comprar ropa, etc. Las actividades que antes parecían completamente personales y presenciales han adquirido la capacidad de ser realizadas en internet por medio de dispositivos inteligentes, y tomar terapia psicológica no es la excepción.

Tomar terapia psicológica de manera online es algo relativamente nuevo, y por supuesto, acontecimientos como el Covid-19 han obligado a más especialistas a innovar la manera de brindar terapia. Hace tan solo algunos años, era impensable la posibilidad de brindar terapia de manera online, comenzando por todos los prejuicios que rodean este concepto, no solo por los usuarios sino también por los mismos profesionales de la salud; y no es para menos, ya que el concepto de la terapia tradicional en México lleva existiendo poco más de 50 años.

La temática de las sesiones por lo general es prácticamente igual a como lo sería de manera presencial, depende en gran medida de la forma de trabajo del terapeuta. Evidencias apuntan que la mayor parte de los usuarios que han intentado tomar terapia online se encuentran satisfechos con esta opción, tomando en cuenta circunstancias actuales como el distanciamiento social causado por la reciente pandemia de Covid-19.

Ofrecer a los usuarios la oportunidad de tomar terapia de manera online, puede traducirse en grandes beneficios para los pacientes:

-Gracias a las ventajas que ofrecen los dispositivos móviles, los usuarios tendrán una gran facilidad para acomodar sus horarios de mejor manera, así como la opción de tomar terapia en el lugar que ellos prefieran.

-Beneficios a la economía de los usuarios, reduciendo gastos por movilidad.

-El paciente podría encontrarse más cómodo al tomar terapia en un ambiente conocido, como lo podría ser su casa, su oficina, su automóvil, etc.

-Dependiendo de las circunstancias del caso, podría ser incluso beneficioso para el paciente tomar terapia desde su casa, facilitando así técnicas y ejercicios planeados por el terapeuta.

-El pago por los servicios se agiliza, ya que se puede realizar mediante transferencias y depósitos.

Sin duda alguna, la pandemia solo fue el primer paso hacia la transformación de la psicología clínica tradicional y sus servicios.


Si bien la pandemia actual podría no estar para siempre aquí, las necesidades de ausencia de terapia presencial si, tales como las vacaciones, los viajes de imprevisto y las circunstancias esporádicas, es por estos motivos que es necesario empezar a estandarizar las terapias online, darlas a conocer y afianzarlas con los pacientes para que conozcan sus beneficios.